Saltar al contenido

Recomendaciones para evitar más muertes por descargas eléctricas en Cusco

descargar música de youtube gratis

Dos pobladores de la provincia de Chumbivilcas dejaron de existir, debido a una descarga eléctrica, dejando en evidencia el riesgo que corre una persona al ignorar o desconocer las consecuencias de una tormenta eléctrica; desde que se inició la temporada de lluvias la Dirección de Salud tiene reportados a 13 personas fallecidas por este fenómeno natural.

“La protección contra rayos o descargas eléctricas es un asunto de vital importancia para la seguridad de los seres vivos, en especial en una región en donde nuestras comunidades altoandinas tienen mayor presencia de este fenómeno natural  y por lo cual es mayor el riesgo de ser alcanzado por un rayo”, señaló el Director Regional de Salud Dr. Darío Navarro Mendoza.

La descarga de un rayo produce entre 30.000 y 50.000 amperios de electricidad. Eso quiere decir que el golpe de un rayo puede considerarse equivalente a la explosión de una tonelada de explosivo que golpea la tierra en una milésima de segundo.

El Servicio Nacional de Meteorológica e Hidrología – SENAMHI recomienda que ante la ocurrencia de rayos se debe cerrar puertas y ventanas, y mantenerse lejos de las aberturas además de evitar refugiarse debajo de un árbol ya que estos atraen los rayos.

Se debe apagar los celulares por si se presentara una tormenta muy fuerte, desconectar los electrodomésticos, alejarse de los televisores, computadoras y otros dispositivos electrónicos. 

En caso de estar dentro de un carro, es preferible dentro del vehículo y no estar cerca de las puertas, pues si un rayo cae sobre el automóvil, éste tocará las partes metálicas del vehículo antes de tocar tierra a través de las llantas.

También es importante no usar sombrillas, ni objetos metálicos, pues también puedan ayudar a conducir más fácilmente la electricidad además de evitar estar cerca de un río, manante o laguna.

Así mismo se recomienda dejar las actividades en campo abierto durante la presencia de lluvias,  como las actividades agrícolas y deportivas; ya que las personas también atraen los rayos, más si se utilizan herramientas de trabajo que tengan metal como picos, palas o chaquitaqllas.